Búsqueda personalizada

sábado, 24 de noviembre de 2007

Chicas sin calzones: La rebelión bajo la falda


Britney, Lindsay, Paris, Cristina...precursoras de una tendencia provocativa que gana adeptas: andar sin calzones. A primera vista podría ser un simple truco estético, pero no, hay otras razones para tan excéntrica moda. Entérate.

¿Qué tienen en común Britney Spears, Lindsay Lohan, Paris Hilton y Christina Aguilera? Además de ser divinísimas, a todas las han fotografiado ¡sin ropa interior! Algo debe tener el andar así de libre, que tantas adeptas famosas tiene.

Preguntando y preguntando Canal Mujer encontró a algunas cultoras de esta particular moda y les preguntó cuáles son sus razones para andar “a lo gringas” por la vida.

Antonia es una chica de 25 años que se declara feliz sin “calzones”. Asegura que no usa ropa interior desde los 14 años y que comenzó por evitarlos cuando se le marcaban con los vestidos ajustados. “Me los saqué, primero por necesidad, luego por placer…jajajaja…es que descubrí que andar sin ellos daba una sensación de libertad, de frescura en verano, desde ahí nunca he vuelto a usar”.

Cecil, de 26 años comenta que no es una costumbre para ella, pero que más de alguna vez ha dejado sus calzones de lado “por probar”. Asegura que es un mito que el roce de las costuras pueda llegar a ser excitante, “tendrías que andar con un jeans muy grueso y muy apegado…y ni así yo creo, nunca me ha pasado”.

Debora agrega que no duele y que es bien poco probable que tengas un accidente con el cierre: “A lo más, hay que estar atenta a que siempre esté en su lugar”, comenta.

Sonia, deportista de 28 años, asegura que tampoco es su costumbre andar sin bragas, pero que muchas veces, por estética, ha tenido que sacárselos. “Es muy típico, que te pones un vestido de fiesta y se marca al costado y se ve horrible. Frente a eso, yo evito usarlos. Pero se me ocurre que todos los días es un poco antihigiénico”.

¿Sexy o no?

Calzones, tanga, bragas, bombachas, calzonarios, pantys, chones, pantaletas, trusas, bloomers, bikinis, lencería, hilo dental…llamados de tantas maneras según el país y la forma, los calzones tienen una historia sorprendente y son un símbolo de cada época. Desde los taparrabos de cuero hasta la coqueta lencería de hoy hubo un cambio de mentalidad que define a las bragas como una prenda de seducción. Sin embargo, el no ocuparlos también tiene sus propósitos eróticos. “A veces esperaba a mi pareja con un vestido bonito y sin calzones…era una invitación evidente que a él le gusta mucho” cuenta Claudia, de 33 años.

Esta provocación al parecer les sienta muy bien a los hombres, quienes coinciden en que es un dato muy hot. “Encuentro muy sexy saber que una mujer anda sin ropa interior, sobre todo si anda con vestido” asegura Bruno de 27 años, quien concuerda con Roberto, de 30, el que asegura que “es erótico, muy sexual, una sorpresa”. Pero entre ellos también existe la perspectiva contraria. “Yo creo que igual la ropa interior tiene su gracia, me sorprende más”, asegura Ramón, de 27 años. “La gracia para mí es desnudarla de a poquito, por eso prefiero que no me adelante pega”, comenta con una sonrisa maliciosa Andrés, de 29 años.

¿Es saludable?

Que la práctica de andar sin “calzones” sea sexy o no, claramente es un gusto subjetivo. Pero ¿qué opinan los expertos?, ¿Es una práctica sana? Es fundamental tener en cuenta que si es una costumbre constante en el tiempo, se deben tener en cuenta cuidados mínimos, asegura el obstetra Cristián Hernández. “La zona vaginal es muy sensible a las infecciones, por lo que es recomendable cuidarla, evitando usar cualquier prenda que mantenga húmeda la zona, por ejemplo prendas de lycra”. La idea es cuidar la zona de la humedad excesiva, por lo que se recomienda que las prendas que están en contacto con esta parte sean de algodón. En el caso de no usar ropa interior, es importante cuidarse de los roces y preocuparse de la higiene.